Inicio > PrensaExtranejera > “Rajoy el misterioso”: así ve The Economist al presidente del Gobierno

“Rajoy el misterioso”: así ve The Economist al presidente del Gobierno

octubre 5, 2012

rajoy-reunionbarones.jpgConductor suicida, muerto viviente, tergiversador… En los últimos días, los medios internacionales despliegan su imaginación para calificar a Mariano Rajoy ante su forma de gestionar la información sobre el posible rescate del país. Esta vez le toca el turno a The Economist, que llama a Rajoy “el misterioso”. La ambigüedad del presidente está dando la vuelta al mundo.

La publicación vuelve a recoger en sus páginas un análisis sobre la situación de España, después de su polémica portada con el archiutilizado ‘Pain in Spain’ y un toro. Esta vez critica, como ya han hecho otros medios, la poca claridad del Gobierno español y, más concretamente, de su presidente, Mariano Rajoy.

The Economist arranca el artículo trayendo a colación el dicho de que un gallego no se sabe si sube o si baja. Según explica el artículo, esta actitud -que denomina como retranca, en español literal- es en el caso de Rajoy una auténtica maniobra de supervivencia, para mantenerse a flote en medio de los tiras y aflojas de sus socios europeos.

 

Francia quiere evitar el contagio, así que insta a que se acoja al programa del BCE y pida la ayuda completa. A su vez, Alemania pide calma y recomienda esperar. ¿Y qué hace Rajoy mientras tanto? Jugar al despiste y ser poco claro acerca de la cuestión. “Frustra a muchos con sus rodeos”, señala la publicación.

¿Funciona la estrategia?

“Si sirve de algo lo que yo diga, le diré que no, pero cada uno puede opinar lo que estime oportuno y conveniente porque a lo mejor acierta”, respondió el presidente este mismo martes a la pregunta de si España iba a pedir el rescate de forma inminente. Más tarde, el diario británico The Guardian se hacía eco de las declaraciones y afirmaba que el jefe del Ejecutivo español se está haciendo célebre por sus interpretaciones de la realidad.

“Esta ambigüedad puede funcionar para discursos de entretenimiento y como estrategia de cautela o incluso de desconfianza”, apunta The Economist, y se pregunta si este es el mejor modo de llevar el país y lograr que “supere su agonía”.

La consecuencia de sus titubeos es que “muchos” se pregunten si Rajoy tiene “alguna estrategia para recuperar la confianza de los mercados y de los españoles”, destaca la publicación. En este sentido, ayer mismo se conoció que tanto el Banco de España como la Comisión Europea dudan de que el Gobierno cumpla sus objetivos y consideran demasiado optimistas las cuentas que ha presentado para 2013.

Pero la crítica no acaba aquí. También hace mención a la lentitud con la que ha funcionado desde que llegó a La Moncloa en noviembre del pasado año, con recado a su antecesor en el cargo incluido. “Mr. Zapatero vivió durante largo tiempo negando el estallido de la burbuja inmobiliaria, pero Rajoy apenas se ha dado prisa en reparar los daños. Esperó para nombrar a su gobierno, con un caótico equipo económico con dos cabezas. Irritó a los líderes europeos en marzo anunciando inesperadamente que no cumpliría con el objetivo de déficit y demoró hasta abril la presentación de sus primeros presupuestos”, enumera.

Fuente: ElEconomista.es

Anuncios
Categorías:PrensaExtranejera
A %d blogueros les gusta esto: