Inicio > NoticiaNegativa > Llega la sangría al sector público: 176.000 empleados pierden trabajo en un año

Llega la sangría al sector público: 176.000 empleados pierden trabajo en un año

octubre 2, 2012

https://i2.wp.com/www.terra.es/addon/img/actualidad/2012fcmedicos380p.jpgEl duro ajuste de empleo que está viviendo el sector privado desde los comienzos de la crisis ha contagiado al empleo público, un indicador a tener en cuenta pues todavía hay quien considera que los funcionarios son “intocables”. En el segundo trimestre de 2012 el empleo público disminuyó en 63.000 personas y a lo largo de los últimos cuatro trimestres acumula una caída de 176.400 trabajadores, el 5,5%, lo que sitúa el número de empleados públicos al borde de los tres millones.

Los funcionarios, a los que también el próximo año se les congelará el salario, han perdido cierta inmunidad, al menos entre los temporales. Ahora no sólo no hay nuevas convocatorias de empleo público sino que la tasa de reposición, en el mejor de los casos, llegará al 10%. Según se describe en el libro amarillo de los Presupuestos Generales del Estado 2013, en cuanto a la estabilidad en el empleo, la tasa de temporalidad de los trabajadores públicos ha disminuido en 1,3 puntos en el segundo trimestre del año, hasta el 20,9%, lo que implica que la reducción del empleo en este sector ha afectado en mayor medida a los trabajadores temporales.

La descripción del mercado de trabajo que se realiza en el proyecto de Presupuestos es desalentadora. El ajuste que se está realizando en empleo es mayor que el de la actividad económica lo que provoca “un aumento de la productividad aparente del trabajo que, junto con la moderación salarial permite una reducción de los costes laborales unitarios y, por tanto, ganancias de competitividad.”

Ese crítico panorama laboral que ha caracterizado 2012 anticipa también un 2013 todavía muy pobre desde este punto de vista puesto que se vislumbra una caída de la tasa de paro tan solo del 24,6% al 24,3%. El empleo se reducirá un 0,2%.

Pese a la entrada en vigor de la reforma laboral a principios de año, en la primera mitad de 2012 el deterioro del mercado de trabajo español aumentó, en línea con el recrudecimiento de la fase recesiva que viene mostrando la economía española desde mediados de 2011. Además, el empleo intensificó en los últimos trimestres el ajuste que inició tras el comienzo de la actual crisis económica y la tasa de paro ha repuntado hasta situarse por encima del 24%.

Los salarios, por su parte, siguen moderándose aunque el crecimiento de los incrementos salariales pactados en convenios fueron del 1,47% hasta agosto y superaron las recomendaciones pactadas por los agentes sociales del 0,5% para este año y del 0,6% para el siguiente. Según el Gobierno, estos datos ponen de relieve que el mercado laboral es ineficiente puesto que el ajuste de la actividad recae sobre el empleo en lugar de utilizar la vía salarial o las horas trabajadas.

Fuente: Invertia.com

Anuncios
Categorías:NoticiaNegativa
A %d blogueros les gusta esto: